Colombia

Alvaro Pérez

 

Exposiciones:

– Cámara de comercio, 1999, Cúcuta, Colombia.

– Alix Katalina XpereG; 2000, Galería casa cuadrada, Bogotá, Colombia.

– Los 77 artistas; 2001, Galería casa cuadrada, Bogotá, Colombia.

– Con todos los juguetes, 2003, Galería casa cuadrada, Bogotá, Colombia.

– Convocatoria Diversidad 2004, Galería casa cuadrada, Bogotá, Colombia.

– La silla Latinoamericana Feria Puro diseño, 2005, Buenos Aires, Argentina.

– Pop Corn Act II, Galería casa Cuadrada 2008, Bogotá, Colombia.

– Salón Premio Fernando Botero, Fundación jóvenes artistas, 2008, Bogotá,  Colombia

– Colectiva, Galería Expreso del Arte. 2010, Bogotá, Colombia.

– Minuto al arte, Museo de arte contemporáneo del minuto de dios, 2010, Bogotá,   Colombia.

-Formato chic 2, Galería Mas Arte Contemporáneo 2011, Bogotá, Colombia.

– Formato chic 3, Galería Mas Arte Contemporáneo 2012, Bogotá, Colombia

– Extralandia, Galería Mas Arte Contemporáneo 2014, Bogotá, Colombia

– BARCU, Feria arte Contemporáneo 2014, Bogotá, Colombia.

– JUSMAD Feria arte contemporáneo 2015, Madrid, España.

– Start feria de arte, Galería Saatchi Septiembre 2015, Londres, Inglaterra

– BARCU, Feria arte Contemporáneo 2015, Bogotá, Colombia.

– Arte a las 7 en la 127, Centro cultural y Educativo Español Reyes Católicos 2016, Bogotá, Colombia

– Rabbit Hole, We art Colombia, julio 20016, New York, estados Unidos

 

Mención – Nominación – Premios.

-Nominación a la máxima categoría por concepto en diseño mobiliario, el VI lápiz de acero premio nacional de diseño 2003; PLA / 03. Bogotá.

-Mención de honor del 3° salón nacional de arte diversidad 2004 ¿vacas sagradas? Disecciones otorgada por galería casa cuadrada. Bogotá.

-Premio “La silla Latinoamericana” (innovación) Puro diseño; Buenos Aires, Argentina 2005.

 

Estudios:

-Universidad Pontificia Javeriana, Bogotá, Colombia, Diplomado Teorías del Arte Contemporáneo, 2008.

Universidad Pontificia Javeriana, Bogotá, Colombia, Diplomado Animación Experimental, 2005. –

Universidad Pontificia Javeriana, Bogotá, Colombia, Diplomado Estética, Estudios de la habitabilidad, 2002.

Universidad Jorge Tadeo Lozano, Bogotá, Colombia,Diseñador Industrial, 2003.

-Universidad Pontificia Javeriana, 3-4-5 semestre de artes visuales, 2001-2002.

Colegio Sagrado corazón de Jesús, 1996, Cúcuta, Colombia.

 

Otros estudios:

Pinturaclásicaaloleo/Dibujo,Bodegón,Paisaje,Desnudo,Fotografía,Nelsonortega,1991 –1996,Cúcuta.

Curso 1 nivel Vitral Clásico y Tiffany, ABC del Vitral S.A, Bogota,

– 1999.
Clases pintura clásica“Dibujo I, II, III, Perspectiva, Teoría Color, Figura Humana, Figura Arquitectónica, Oleo I; II; III” Maestro Roberto Rojas,1999 – 2003,Bogotá.

– Seminario Nuevas tecnologías aplicadas a la imagen, Universidad Jorge Tadeo Lozano, Bogotá, 2000.

Curso Programa flash, Universidad Jorge Tadeo Lozano, Bogotá, 2002.

3 – 4 Semestres ArtesVisuales. UniversidadJaveriana,Bogotá,2001.

– 3-4-5 semestres Arquitectura de Interiores. Lasalle college, Bogotá, 2003 -2004.

– XIX Bienal de Arquitectura. Cartagena de Indias, Colombia, 2004. Futuro con Diseño, Seminario Direccionamiento Diseño Industrial, Bogotá, 2004.

– Worshop, Le freak, La basura es bella, Universidad Javeriana, Bogotá, 2005.
Proyecto vertical internacional nuevos territorios, Universidad Javeriana, Bogotá, 2005. Seminario Pensamiento creativo, Puro Diseño, Buenos aires, Argentina, 2005.
Foro Latinoamericano de la creatividad, Puro Diseño, Buenos aires, Argentina, 2005.

 

EXTRA-LANDIA

Exposición EXTRA-LANDIA, ÁLVARO PÉREZ

Por Franklin Aguirre
Docente y curador

Coleccionar objetos implica una forma de preservar la memoria y a la vez, una manera de comprender el mundo.

Los juguetes son los primeros objetos que configuran el mundo del niño, quien posteriormente se rodeará de otros accesorios que le ayudaran a interactuar con su entorno. Estos objetos reflejan no solo su mundo, sino constituyen metáforas de las dinámicas sociales que en etapas posteriores de crecimiento deberá comprender y poner en práctica. Sin embargo, tales metáforas se repiten y agotan, evidenciando la necesidad de de–construirlas o reconfigurarlas. Tal reordenamiento sucede a partir de las narrativas del sujeto, sus elementos de reconfiguración o los mensajes e insumos que los medios le ofrecen.

La estandarización de los objetos después de la Revolución Industrial, provoca sensaciones de pertenencia y comodidad en los grupos sociales tradicionales;pero en las nuevas generaciones la estandarización ocasiona rechazo debido a que el sujeto persigue su autenticidad y originalidad. Así, los productos son intervenidos con características diferentes a su producción inicial y se “customizan”, es decir, se “personalizan”.

En los últimos años la industria detectó y apoyó esta práctica, en la medida en que produce “prototipos blancos” de sus productos o versiones básicas de ellos, para promover las intervenciones de los usuarios. Esta coproducción es interesante ya que el “producto”, o más bien el objeto, matiza su configuración inicial gracias a la experiencia y a las necesidades particulares del usuario quien propone nuevas vías de uso o apropiación.

El mundo del espectáculo y el entretenimiento, ha llegado a tal grado de especialización que sus productos están fuertemente protegidos por entidades legales, tanto locales como internacionales, encargadas de vigilar la fidelidad y veracidad de sus artefactos. Sin embargo, el mundo del arte parecería hacer caso omiso a este fenómeno, pues desde hace décadas recurre a imágenes u objetos icónicos para re–semantizarlos a través de la apropiación. Este incierto lugar propicia la revisión de los contenidos en juego: beneficia a largo plazo a los dos referentes —el diseño y las artes— cuando son puestos en circulación de manera simultánea.

Álvaro Pérez, artista formado en el mundo del diseño industrial, conoce claramente los procesos de la esfera del diseño y los incorpora de manera crítica en su obra. En términos formales, el amplio conocimiento de los materiales y acabados hacen que la factura de estas intervenciones sea alta. Estas intervenciones o reelaboraciones llegan a su culmen crítico cuando utiliza el color como un elemento que cuestiona la lectura inicial del objeto, detonando de ésta manera, un flujo de re–semantizaciones y asociaciones. Relaciones que finalmente se establecen a partir de los juicios y prejuicios del espectador sobre la esfera del arte y del diseño, quien entra en el juego al ver la obra y cuestionar su propia lectura.